30 sept. 2010

Absurda y sincera.

El mejor amor es el que no se entiende, el que se siente sin querer, el que habla sin palabras, el que se vale de una mirada. El mejor amor es el que llena el alma y la hace aspirar a más.
Las mejores hostias son las que no tienen sentido, las que te metes sin querer, las que se recuerdan entre risas, las que se valen de una palabra. Las mejores hostias son las acompañadas de un gran momento, de una gran persona.
La mejor sensación es aquella en la que se mezcla el amor con la hostia porque, da igual cuántas veces la comentes, cuántas veces la recuerdes, siempre te dibuja una sonrisa estúpida en la cara. Esa clase de sonrisa que te viene de dentro, que habla, que disfruta. Porque es absurda y sincera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario