18 oct. 2010

Cuando me ponías a prueba.

- ¿De verdad creías que podrías olvidarte de mí?
- Pues... pues no.
- ¡¿Entonces...?!
- No sé, tenía que intentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario