30 dic. 2010

Rumiar.

Y, ¿si me entran ganas de estar contigo y no estás aquí?
Y, ¿si no soy capaz de decir que te pienso?
Y, ¿si me arrepiento y me echo atrás?
Y, ¿si tan sólo eres un capricho más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario