31 ene. 2011

Educar los sentidos.


La primera vez que escuché Atom Heart Mother me quedé absolutamente horrorizada. No comprendía cómo el mismo grupo que había creado The Dark Side of the Moon podía haber cometido un fallo de tal calibre. Pensé: "Pink Floyd me ha partido el alma". ¿Era comparable Speak to Me a el intro de Atom? Me parecía imposible colocar los dos álbumes a la misma altura.
Más tarde comprendí que el problema residía en que no estaba musicalmente preparada. Mis oídos aún no estaban adecuados para ello. Igual que cuando pruebas el café o la cerveza: el paladar no está amoldado al sabor que estás experimentando.
Ahora es uno de mis discos cliché, está claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario