23 feb. 2011

Estoy encallada

Mi incoherente falta de inspiración me tiene frustrada y no tengo a quién o a qué echarle la culpa. Me sobran palabras y me faltan frases, me cuesta encajarlas. Por las noches cigarrillos que parecen no servir de nada más allá que de anfetamina para el pensamiento, que no deja de dar vueltas, que no para de... pues eso, pensar, cavilar, divagar. Intenta difuminar el valor del recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario