21 mar. 2011

1999


Donde diablos estés. Por fin me atreví a resumir aquellos años. Cuando era verano... y rompíamos ventanas. Donde diablos estés. Si lo lees. No te lo tomes a mal. Todo está pasado por el filtro del tiempo y mi memoria tramposa. Si te preguntas: "¿Ha conseguido relatarlo?". Observa la cifra y considérate contestado. No incluyo los detalles. Eso únicamente lo sabrás tú, que, en cierta manera, es lo que pretendía. Una broma desde la distancia. 1999. El septiembre que alargamos, las noches que compartimos... aquí y allá... algo definible como un pequeño mundo infranqueable para el resto. Y como un par de tontos, ni siquiera nosotros lo comprendíamos. ¿Cómo podían arraigar el uno en el otro dos seres tan volátiles? Así que ahí se queda todo, y no hay nada más que decir. Hoy iré tarde a dormir. Te informo. Me imagino que sabes que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario