11 mar. 2011

Darme cuenta de que es posible

Me costaría una barbaridad renunciar a gran parte de mis cosas y, sin embargo, me jode tanto que se valore más lo que se tiene a lo que se es. El mundo materialista es una realidad en la que yo también vivo y de la que no logro escapar. Necesito un viaje hacia algún lugar dónde darme cuenta de que se puede continuar sin todos estos aparatos rodeándome.

1 comentario:

  1. En cierto modo lo que dices es una contradicción, porque necesitas un viaje, algo material (maletas, avión, barco... y claro, dinero) cuando puedes encontrar tu equilibrio en ti misma, con tan solo sentarte en un parque, la ciudadela por ejemplo, cerrar los ojos, dejar que te ilumine la tenue luz que traspasa tus parpados la irradiación solar y pensar, solo pensar.

    ResponderEliminar