16 mar. 2011

Humo

El amor es como liar un cigarrillo. Uno de esos que sabes que van a quedar de puta madre porque has puesto la cantidad justa, has sacado el filtro a tiempo para colocarlo y los dedos se deslizan como nunca mientras lo rulas. Y cuando ya lo tienes bien colocado, cuando pasas la lengua por el papel... la pega está del otro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario