25 may. 2011

Non é mai troppo tardi per andare oltre

Y soy Najwa, fumando, intentando innovar el sonido, buscando cambios, hablando de Pink Floyd, apartando rayadas mentales y movidas matutinas, "que rollo, tio, que rollo,... siempre lo mismo". Porque siempre es lo mismo, y triste, joder, tan triste, y la cama vacía y el colchón cada día más amplio. Que paso, que he dejado de ser la chica aquella que besaste para que no te dijera su nombre. Que me falta inspiración y me sobran ganas para lamer el miedo de tus dudas y volver a encender todo lo que se nos fue pasando, lo que no hicimos a tiempo. Que me da igual, a la mierda con la autodestrucción y arriba con la autodeterminación. Y los planes, retomar el francés, apartar algunos vasos, pisar el jodido Sahara y ayudar, no dejar de apoyar lo de sol desde la distancia, volver a pegarle al tennis en La Ribera, decirle a mi hermana que la quiero todas las mañanas, no dejar de ir los domingos a misa para no perder el hilo, empezar a leer la secuela de Proust, ponerme morena por una vez en mi vida, dejarme crecer el pelo hasta que me cubra las tetas, rescatar mi analogica del polvo y gastar carretes. Que ya basta, joder, que si sigo sometiéndome a lo dado, a lo estable, voy a acabar por volverme completamente loca. Que no puedo, que no me lo permito, que quiero vida, mucha más vida.

1 comentario:

  1. Algo había en ti que no me cuadraba, pero creo q no es eso...

    ResponderEliminar