11 mar. 2012

By your side

La chica que camina a su lado es alta, delgada, de tez más bien pálida. Su pelo es moreno, denso, liso y largo, con flequillo recto justo por encima de las cejas, tambien negras. Sus ojos son grandes, y de un marrón caramelo uniforme, alegres. Su sonrisa es envidiable, de labios finos y dientes lisos y parejos, blancos. Todos sus rasgos, tomados uno a uno, no son realmente los de una mujer hermosa, sino el conjunto, la unión de todos ellos, conforman un rostro bello, sensible.
Es joven e ingenua, no sabe que, quizás, el hombre de su derecha pueda llegar a ser el único que la toque de verdad en esta vida. Es Octubre y caminan compartiendo una bolsa de chuches. Cuando me ofrecen digo amablemente que no me apetece. Y me apetece, sí, pero considero que es un detalle tan pequeño pero tan suyo, que no quiero deformarlo con mi presencia. Es tonto, pero en ese momento parece algo tan exclusivo e inocente, tan de dos personas que se quieren pero no se tienen, que no me atrevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario