7 sept. 2012

La belleza de la libertad esta en lo intangible




Saber apreciar lo que nos rodea sin reparar la vista en lo material. Vivir en el latido más primitivo del ser humano, en la batalla del amor contra el miedo. Derrocar las barreras impuestas por la sociedad. Dejar de pisar asfalto de vez en cuando y sumergirse en la naturaleza más mundana. Apartar el odio infundado por un color de piel, por un límite geográfico, por una orientación sexual. Ser  por fin libres de pretextos, de intolerancias, de racismos, de políticas, de desigualdades. Y descubrir que las maravillas de nuestra existencia se encuentran en nuestra mano, en la capacidad de sentir, de emocionarse, de reír, de llorar, de bailar, de cantar. Guiarnos por la pasión, por la búsqueda de la felicidad más llana y más profunda, más simple, más libre, más bella, más intangible.
Y, entonces, sencillamente, SER.

1 comentario:

  1. Lo mas triste sobre la eterna búsqueda de la felicidad, es que siempre ha estado en nuestras manos obtenerla y el ser humano, corrupto y fácilmente alienable por naturaleza la deja ir a cambio de... nada.

    Bonita entrada!

    ResponderEliminar