19 dic. 2010

Recomendaciones.


La GKo es un pequeño mundo del artista.
Más allá de una galería de arte es un lugar donde reflexionar sobre los sueños. Todos tenemos aspiraciones, pero son pocos los que dan pie y las ponen en marcha. La GKo es un gran ejemplo. Sobretodo habiendo tenido las agallas de iniciarse en una localidad perdida en el valle del río Oria, provincia de Guipúzcoa, de unos 18.ooo habitantes.

Tolosa es pequeño y tiene un encanto peculiar, pero sorprende encontrar un local tan moderno en un lugar tan humilde. Lo cual convierte a la GKo en un cosmos inquietante merecedor de una visita. Amplia y ordenada en el desorden, no pasa desapercibida.
Acoge el arte en todos sus posibles sentidos, desde lo más suburbano a lo más cosmopolita, desde cuadros hasta fotos, pasando por skates, tablas de surf y cámaras polaroid. Pero lo mejor que tiene, como diría mi mejor amigo, es el buen rollo que transmite.
La galería es joven y artífice, está viva y siempre en movimiento. Incluso cuando está cerrada, es inevitable acercarse a los escaparates y echar una ojeada al interior.



No hay comentarios:

Publicar un comentario