25 mar. 2012

Que las manos se me duermen

Con cuidado se levanta de mi lado,
"Llámame mañana",
se que ya no volverá.
Tiene tanta prisa,
que tropieza y se despista,
y me deja aquí una nota de papel:

"Tengo que dejarte o no voy a llegar,
me gusta cuando duermes
y odio madrugar,
no tienes porqué sentirte mal.
Te echaré de menos hoy".

11 mar. 2012

By your side

La chica que camina a su lado es alta, delgada, de tez más bien pálida. Su pelo es moreno, denso, liso y largo, con flequillo recto justo por encima de las cejas, tambien negras. Sus ojos son grandes, y de un marrón caramelo uniforme, alegres. Su sonrisa es envidiable, de labios finos y dientes lisos y parejos, blancos. Todos sus rasgos, tomados uno a uno, no son realmente los de una mujer hermosa, sino el conjunto, la unión de todos ellos, conforman un rostro bello, sensible.
Es joven e ingenua, no sabe que, quizás, el hombre de su derecha pueda llegar a ser el único que la toque de verdad en esta vida. Es Octubre y caminan compartiendo una bolsa de chuches. Cuando me ofrecen digo amablemente que no me apetece. Y me apetece, sí, pero considero que es un detalle tan pequeño pero tan suyo, que no quiero deformarlo con mi presencia. Es tonto, pero en ese momento parece algo tan exclusivo e inocente, tan de dos personas que se quieren pero no se tienen, que no me atrevo.

6 mar. 2012

Imagine



Magia

¿Cómo se cala a la gente? ¿Qué hay que hacer para tocar hondo en las personas? ¿Existe una fórmula para lograr acercarte tanto, tanto como para dejar una huella? Y, ¿cómo hay que hacer para que esa huella dure, permanezca a lo largo del tiempo, inamovible...? Quizás el secreto está en la sinceridad, en el abrirse al otro para que el otro se abra a ti. El ingrediente mágico es la reciprocidad y la lealtad, el saber estar, aunque no se esté, aunque haya muchos kilómetros de por medio.

He conocido a muchas personas, todas ellas únicas, pero muy pocas especiales.

Ella es especial. Porque es de las pocas que realmente me han conocido.