30 sept. 2011

You're so fucking special

"¿Qué haces aquí?", y puedo jurar que yo también me he preguntado lo mismo. Porque cuando suena Radiohead algo me atropella por dentro, algo muy lejano a Talk Show Host, algo más parecido a True Love Waits, pero con los acordes de Humberto, siempre aferrado a Verónica. O quizás se acerca más a How to Dissapear Completely, pero no me armo de valor para reconocerlo. Aunque está claro que ninguna de esas es la canción, ninguna de ellas es el motivo; es Creep quien me quita el aliento, quien me machaca, quien me hace llorar. Es ella. Y no me refiero a la acústica y edulcorada, no. Me refiero a la original, a la que nos hace desgarrar ese grito a lo Janis Joplin que tantas noches despertó a media residencia y que muchas otras asustó a conocidos y acompañantes en la Plaza de las Luces. Es ese "What the hell am I doing here?" seguido de un "she RUN" que atraviesa medio mundo y me llena de ti, de nosotros, de calimotxo y Ciudadela, de café y cigarrillos, de Hemingway y sueños, de algo que compartimos, de algo enorme. Que necesito que me abraces y me digas que todo irá bien con ese acento mejicano.

Y todo esto solo es una excusa barata para decir que, joder, que te echo un huevo de menos.

27 sept. 2011

Compartimento de sucesos

Fue como encontrar las piezas que faltan en un puzzle para encajarlas y reconocer que se trata de la Torre Eiffel o una imagen de Nueva York. Y es lo que sucede siempre con la vida, que carecemos de algunos fragmentos para encuadrar el verdadero sentido del todo final.
Nadie tiene la fórmula perfecta ni el manual de instrucciones definitivo, pero fue entonces cuando descubrí que la existencia no consiste tanto en el resultado de la ecuación como en los cálculos que hay en medio.
Al fin y al cabo la vida son sólo eso, momentos, circunstancias, acciones o sentimientos que nos llevan por un camino u otro, y hay que saber que ninguna elección es necesariamente correcta o incorrecta, sino el modo que tenemos de formarnos a nosotros mismos; y que lo único a lo que podemos aspirar es a conocernos del modo más completo posible, pues sólo así sabremos dónde se encuentran nuestros límites, para intentar atravesarlos. Y seguir creciendo.

16 sept. 2011

Breathe out throug me...

Vuelvo. No sé por qué, ni siquiera sé a dónde. Pero vuelvo. Regreso con la cabeza gacha como los perros, comiéndome mi orgullo y humillándome ante todo y ante todos, sin saber reconocerme.
El hogar no es tanto la casa como el sentirse parte de ella, como el formar parte de ella. Y ahora mismo me siento parte de muy pocas cosas. Es cierto que todos perdemos el rumbo de nuestra vida en algún momento, incluso Jesús en la cruz pronuncia "Dios mio, ¿por qué me has abandonado?", pero yo ni siquiera tengo a quién preguntarle hacia dónde he de dirigirme.
Sin embargo, vuelvo. Regreso al principio más puro y banal que tengo. Regreso a mi soledad, a ese lugar oscuro que más siento mío.

13 sept. 2011

Imagine

"Cuando tenía cinco años, mi madre me dijo que la felicidad es la clave de la vida. Cuando fui a la escuela me preguntaron qué quería ser de mayor, y escribí: Feliz. Me dijeron que no entendía la pregunta, y yo les dije que eran ellos los que no entendían la vida".


J. Lennon

No quiero una respuesta

Son las dos y cuarto de la madrugada de un martes amargo y no sé qué cojones hago aquí. Y lo peor es que, cuando digo "aquí", me refiero a "aquí en la vida". ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué hace la gente en un mundo repleto de orgullo, tiranía y desprecio? ¿Cómo sobrevivimos a esto? ¿Dónde quedó el mar...? Sé que estoy buscando algo, pero es una búsqueda torpe y ciega, una búsqueda que comenzó hace tiempo y continúa sin dar frutos. No, ahora no. Hubo destellos de una felicidad tan fugaz como efímera. Pero todo acabó en nada.