27 feb. 2011

Variables y constantes

Me parece asombrosa la capacidad que tenemos para reinventarnos. Lo diferente que puede sonar una canción tras tanto tiempo sin escucharla, o la cantidad de interpretaciones que puede adquirir un libro a lo largo de los años. También, la variabilidad de un estado de ánimo, o los cambios de parecer.

Releer líneas que dejaste atrás, mirar al pasado y comprender cosas que jamás llegaste a plantearte, ahí, en aquel momento. ¿No es curioso reconocer que hay situaciones que solo logras entender cuando, pasado un tiempo, te ocurren? Darse cuenta de que ciertas personas marcaran el curso de tu existencia, de que tu vida viene con banda sonora incluida. Música que pusiste o pusieron. Una eternidad de melodías que irán transformándose y transformándote. Y, sin embargo, siempre habrá una constante, un algo dentro de ti que, por alguna extraña razón, quedará inmutable, fijo, permanente.

1 comentario:

  1. Con esta entrada acabo de recordar un libro de un estudiante de provincia que iva a estudiar a Barcelona a la universidad. Sin duda un buen libro, aunque no recuerde el titulo. Aun no tengo esa vivencia en Barcelona, pero espero tenerla.
    Siempre existira algo fijo en mi, mi corazon y mi mente.

    ResponderEliminar