29 may. 2011

Ya no quedan casualidades buenas. La culpa es mía, que las gasté muy pronto.



J. Médem

No hay comentarios:

Publicar un comentario