23 jun. 2011

La vie en rose

Hasta hace poco pensaba que lo realmente maravilloso de ser joven era el creer en la muerte como un suceso lejano y poco probable, algo ajeno a nosotros, a nuestra piel tersa y nuestro abanico de posibilidades. Sin embargo, justo el hecho de conocer nuestro final es lo que nos hace más humanos y más valientes, más conscientes de lo rápido que pasa el tiempo y lo fácil que es perdernos los grandes momentos.

Pienso mucho en la muerte para tener la edad que tengo. Pero, si lo hago, no es por pesimismo, sino por pleno amor a la vida y a mi, probablemente, fugaz existencia.

1 comentario:

  1. Marta!! k hay? por los madriles??

    Yo también pienso mucho en la muerte, y creo que es bueno no huir de esa realidad, es decir, que es algo que nos llega a todos y es algo que podemos afrontar de antemano... aceptando que antes o después llegará. NO hay que temer la muerte, Sócrates en su Apología lo explica muy bien.
    De hecho, después de pensar un tiempo sobre el tema y en una especie de "inspiración" me dí cuenta de que si le damos tantas vueltas a la pregunta sobre el sentido de la vida, y si nunguna respuesta nos satisface del todo es xk en realidad la respuesta es muy muy evidente: el sentido de la vida es la muerte (inevitablemente)
    La siguiente pregunta es si la muerte tiene sentido o no...

    ResponderEliminar