7 jun. 2012

Siempre has querido ser escritor y nunca te atrevías

Es difícil rememorar algo que sucedió hace tanto tiempo. A veces los recuerdos quedan tan atrás que ya no los siento míos. Es curioso comprobar cómo cambiamos y, sin embargo, seguimos siendo los mismos, sin ser ya nosotros.

Es una imagen sencilla, estamos en un balcón del Colón, es verano, y tú fumas.  La noche es cálida y me preguntas si he escrito algo en estos días. Miento. La verdad es que llevo meses sin tocar mi libreta, a pesar de cargar con ella a todas partes. Por primera vez soy consciente de que me estoy dejando llevar hacia ninguna parte. He perdido un rumbo que, en realidad, nunca tuve.

Sólo ahora comprendo aquel momento. En ocasiones debemos mirar al final para lograr comprender el principio. Y el final consiste en la misma imagen, cinco años más tarde.

- He comenzado a escribir un libro.

1 comentario:

  1. Tú leíste a mi Morgana. Espero que termine siendo recíproco, ¿no?

    ResponderEliminar