2 feb. 2011

Una pieza fundamental en mi vida.

Cuando no queda nada, cuando todos ya se han ido, cuando no sé con quién contar, cuando tengo algo que compartir, cuando se me ocurre una locura, cuando quiero largarme de viaje, cuando sucede una tontería, cuando todo se complica. Entonces, está él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario