30 mar. 2011

Empaparse

¿Sabes lo que sucede con el alcohol? Que todo parece estar claro durante un instante. Que caminas por la calle, y llueve, y no hay nadie, y cantas, y te mojas, y sientes la vida en estado puro, y todo parece libertad, y las complicaciones se esfuman, y todo parece posible, y la ebriedad te come, y cantas, alto, a voz en grito, cantas para soltarlo todo, para derrochar adrenalina, para envolverte en plenitud. Porque entonces todo parece fácil, nada logra tocarte, no hay nadie que te diga qué está bien y qué está mal. Tan sólo estás tú, con tu ebriedad, con tu voz, con tu sonrisa, con tus verdades, con tus euforias, con tus sentimientos. Y ese amor que se convirtió en tristeza, y esa tristeza que ahora se convierte en rabia, y esa rabia que de pronto parece felicidad; porque a veces el dolor es el único modo de sentirnos vivos. Y es que música y borrachera son una gran combinación. Sobretodo si caminas por la calle, y llueve, y no hay nadie, y cantas, y te mojas, y sientes la vida en estado puro, y todo parece libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario