2 abr. 2011

Ahora es el momento

Durante un segundo he tenido miedo de que se me escape la vida, de llegar tarde a vivir, y me he dado cuenta de algo que todos sabemos y pocos cumplimos: hay que agarrar la existencia con las dos manos y tirar de ella hacia nosotros. Se puede tener todo, pero no se puede tener al mismo tiempo, hay que descifrar el verdadero Carpe Diem y amoldarlo a uno mismo. No tenemos por qué vivir al límite, pero hemos de saber que el reloj corre y no para. "No funciones como un aeropuerto, que tu vida no dependa de si alguien llega o se va".

No hay comentarios:

Publicar un comentario