23 may. 2011

La felicidad es injusta

Puede pasar de todo, ¿...verdad? Cualquier cosa. Puedes amar tanto a una persona que tan solo el miedo a perderla haga que lo jodas todo y acabes perdiéndola. Puedes despertarte al lado de alguien a quien hace unas horas ni siquiera habías imaginado conocer y, mírate ahora. Es como si alguien te regalara uno de esos puzzles con piezas de un cuadro de Magritte, de la foto de unos ponys o de las cataratas del Niágara; y se supone que ha de encajar... pero no.


Isabel Coixet

1 comentario:

  1. Recuerdo perfectamente el momento en que me enviaste un mensaje así.

    Y fijate. tenías razón.

    Puede pasar de todo

    ResponderEliminar