17 nov. 2011

Y, ¿qué?

Dentro de siete mil quinientos noventa millones de años, el sol engullirá la tierra, y me dices que no importa.

Qué importancia tienen las pinturas grabadas en sangre de Altamira, la sordera de Beethoven, el traspié de Maria Antonietta o la rabia de Galileo. "Y, sin embargo, gira". De qué sirvieron las enfermedades de Kafka, el mayo francés o las jeringas en el brazo de Janis Joplin; "Take another piece of my heart now, baby!". Si el destino es arder en la hoguera. La palabra amor, Fiji, la gran pirámide de Keops, las natillas con galleta y canela, Gregor Samsa, la Torre Eiffel, el triángulo de las Bermudas, hasta la Atlántida.

No habrá generación peor que la anterior que nos estudie en libros de texto deshumanizados. No desenterrarán nuestros huesos con una brocha. Nadie juntará las piezas del rompecabezas de nuestra vida. Y será como si yo no hubiera dicho nada.


Rodrigo Rodriguez

3 comentarios:

  1. Es increíble lo que me gusta ese último párrafo, tienes una seguidora más:)

    ResponderEliminar
  2. Me uno a los elogios :)

    Me encanta con la pasión con la que escribes, otro que te sigue ;)

    ResponderEliminar