30 nov. 2011

Misread

El abrazo es corto pero intenso. No se detiene el tiempo, no suena nuestra canción, el mundo exterior no desaparece. Nuestra historia ya no funciona como lo hacía antes, y siento que te has quedado con la mejor parte de mí. Si ellos lo hubieran visto, si ellos hubieran estado ahí, entenderían que alguien como yo escogiera ir tan lejos, agarrandome a tu mano y dejándome arrastrar hacia un sentimiento no tan desconocido.
Te beso en la mejilla. Es un beso corto pero intenso, como si intentara resumir todo lo que ronda mi cabeza, todos esos pensamientos deshilados que he ido creando durante estos últimos meses de desapego. No es que ya no te quiera, sino que ya no te puedo querer. Solo eres una memoria abrumadora e incoherente.
Y entonces siento que todo tiene sentido, que todo tuvo sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario